La Asociación del Personal Legislativo (APL) entregó hoy la Rosa de Plata a la Mujer Trabajadora 2019 a la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, a quien el secretario general del gremio, Norberto Di Próspero, destacó por ser “ejemplo de lucha, resistencia, de coraje, de coherencia y de continuidad en el tiempo. Madre Coraje, Abuela Coraje”.

Di Próspero resaltó que “a Estela se la puede nombrar como una luchadora de la vida” y señaló que la unidad que mantienen las Abuelas de Plaza de Mayo desde los años 70 es una guía a seguir para que políticos, sindicalistas y empresarios dejen de lado sus “egos personales” con el fin de “pensar en la gente” y encontrar una salida a la crisis que vive el país.

Emocionada por recibir la Rosa de Plata APL, obra del orfebre Juan Carlos Pallarols, Carlotto destacó el papel que tuvieron las mujeres en la década del 70 para enfrentar a dictadura cívico-militar que se había llevado a sus hijos e hijas, por lo cual aseguró que “todas las abuelas son dueñas de esta rosa, todas las madres, todas las mujeres buenas y yo soy una más“.

En el acto realizado en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados, Carlotto convocó a los ciudadanos y ciudadanas a “mantener el corazón tierno y la mente fuerte para seguir caminando para que el sueño de la Patria Grande de nuestros héroes algún día sea una realidad”.

La Rosa de Plata a la Mujer Trabajadora 2019 fue entregada a Carlotto por Matías Antelo, hijo de Gustavo Antelo, secretario adjunto de APL fallecido años atrás en un accidente en las islas Malvinas. En la ceremonia estuvieron presentes el secretario adjunto de APL, Fabián Zaccardi y la secretaria de Derechos Humanos, Elena Ferreyra junto a toda la comisión directiva del gremio, además de legisladores, dirigentes de derechos humanos y nietos recuperados. También se recibió una adhesión al acto del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.